miércoles, 14 de diciembre de 2016

Miedo

Un día leí una novela llamada Miedo, no se el título en inglés, no voy a hablar de esa novela, aunque el título de mi entrada se parezca un poco al título de esa novela, que a mí me gustó. Sólo pongo esto para que veáis que a veces leo, lo de críticas y esas cosas raras se lo dejo a otros.
Aunque no voy a hablar de la novela decir que el "prota" perdió 4 horas de su vida, que no recuerda nada, pues no me ha pasado ni de lejos lo mismo.
En la portada aparece un dragón, pero ni de lejos hay nada parecido

¿A qué tengo miedo?
Pues a muchas cosas, pero últimamente al futuro cercano, debido al ascenso del fascismo en todas sus facetas, desde la elección de Trump, el auge de los fascismos europeos desde el fascismo oculto  español (PP) hasta los más recalcitrantes (este adjetivo mola) del otro lado de los pirineos, Francia, Alemania, Ucrania, Rusia, Grecia... La reciente y sorpresiva reducción de producción de barriles, lo que supondrá una escalada de precios que no tendrá precedentes, bueno sí los hay, pero mola también decirlo así. Los Brexit y demás decisiones soberanas que plantean muchas dudas y miedos en la unión europea, cada día más desunida, algo lógico si la gente vota a partidos fascista e insolidarios.
Todo esto me da miedo, pero no sé si tanto a muy corto plazo, como antes de fin de año, como no llegar a mi objetivo, sí, sonará superficial, pero he estado un par de semanas realizan unos cursos de formación por las tardes y no he podido ir al gimnasio durante esas semanas, me he saltado todos los límites que tenía para seguir mi objetivo.
mis despertares

Estas tres semana llevo despertándome con pesadillas, con miedo a acercarme al baño, ya que allí está hibernando la báscula, esperándome, tres semanas intentando ignorarla, con éxito relativo.
Bueno pues ayer superé mis miedos. No todos, sólo el de la báscula y me pesé. Sigo sin llegar al objetivo, pero sigo cerca, 90,9 Kgr. a estas alturas debería de haberlo conseguido, pero no lo he hecho, pero aún puedo. veremos la operación polvorón, mazapán y cenas como afecta al objetivo.

P.D:Aunque si miramos bien el objetivo, este no se ha conseguido, ya que había que perder el peso y mantenerlo, pero voy a seguir engañándome. Esta nota se tenía que haber publicado la semana pasada.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada