martes, 26 de enero de 2016

Diario de un gordeque 2ª semana



·         Martes.  Empieza la segunda semana y con ganas. Tras analizar la semana anterior,  está claro que se puede mejorar. Así que nos ponemos a ello y el día cumple con los objetivos.
·         Miércoles. Estoy como un en estado de meditación continua, aguantando las tentaciones para seguir en buen camino mi propósito, incluso comiendo un buen cocido madrileño, me he dejado un poco de chorizo en el plato, creo que es buena señal, conociéndome.
·         Jueves. ¿Qué le pasa a los jueves? Por la mañana, un compañero se va del curro y nos invita a unos donuts.
Esto es un castigo

Esta vez comí un donuts y me parapeté detrás de una columna para no tener visión de los deliciosos donuts. Orgulloso de mi contención, sí comí uno y podrán decir que fui débil, pero no, no lo fui, fui muy fuerte, en mi memoria tengo.
Así era yo comiendo Donuts antes

Pero aquí no acabó el día. Fui a ver el despertar de la fuerza, lo que me ponía en contacto directo con la tentación, máximo cuando mi amigo se presentó con un cubo de palomitas y un saco de gominolas de regaliz.
Pues veo que alguien me grabó comiendo palomitas. El regaliz se había acabado

A pesar de esto, le dije que no quería. Pero esta fuerza de voluntad se desvaneció mientras veía la película, que me convirtió en un voraz come gominolas palomitero. Así que eché a perder mis esfuerzos matutinos.


·         Viernes, me despierto con remordimientos de conciencia. Pensando “Suerte que hoy tendré algo de tiempo programado para hacer ejercicio”. A pesar de comer fuera con unos amigos, contengo mis ansias alimentarias y se realiza el deporte programado.

·         Sábado. Los fines de semana son siempre difíciles, pero se cumple los objetivos, de forma parcial, ya que puede ser un buen día para realizar ejercicio, pero la pereza vence la batalla y diversas labores hogareñas y siestas a destiempo echa a perder esta oportunidad.
·         Domingo. Se hace una buena sesión de ejercicio pero el hecho de tener invitados en casa que traen bollos, que me comí dos, podían haber sido muchos más, que diablos, hace dos semanas hubieran sido muchos más. A pesar de esto está claro que no se siguió el precepto de no comer bollos.

·         Lunes. Se cumple el objetivo comiendo de forma justa y haciendo deporte, incluso me encontré muy bien haciendo ejercicio superando la media hora de ejercicio aeróbico.
Así estaba haciendo ejercicio


Resumen de semana, Mejor que la semana pasada. La toma de peso el martes 26/1, 94.3 Kg. Parece que vamos en buen camino, aunque parece que hemos bajado un kilo, no hay que tirar cohetes, ya que aún está lejos el objetivo. Hay que ser más estrictos con el hecho de ingerir bollería.
Podemos ver la evolución en este enlace.

lunes, 25 de enero de 2016

Metepatas 2



Esta es la primera metepatas de la que tengo memoria, no lo pongo por lo gracioso, que también puede serlo, sino por la añoranza que la tengo.
Os pongo en situación.
En el colegio, en lo que se llamaba EGB, en nuestra clase iba un compañero, digamos pasado de peso. Era un compañero con el que muchos nos llevábamos bien, en serio, debido a que era muy amigo del más “popular” de la clase y en mi caso, por ese afán que tengo de “proteger” al más débil, que desde pequeño me ha caracterizado, o eso tengo en mente, luego seguro que era un mamón de la leche, pero eso será otra entrada.
Aquí se le ve en clase de gimnasia

Pues bien, el comportamiento de este chico, por quinto o sexto, para mí, se vio alterado sobremanera, empezó a tener una actitud de soberbia que yo no llevaba bien. Nos despreciaba e incluso nos insultaba, entonces fue cuando se ganó el mote de FlashGordo, sí es un mote muy poco original, pero para nosotros fue un gran juego de palabras. Era cruel e incluso rozaba el mobing, pero de eso no estoy tan seguro, casi que parecía él quien nos despreciaba.
El de la izquierda era el amigo y el de la derecha yo

Pues por esas fechas, yendo con unos amigos del cole a un centro social deportivo, me crucé con este chico, al que yo llamaba ya sin problemas, FlashGordo. Le dije
-¡Hombre FlashGordo!
A lo que un hombre, que estaba a su lado, contestó muy airado
-Y tú Flah…gilipollas!
Esto me extraño, por venir de un adulto, eso sí, mis amigos y compañeros del cole, se despollaron de mi durante una temporada, fué raro porque se quedó así. Esto no hizo que le dejara de llamar así al compañero, ya que no era para humillarle, si no para recordarle que dejara de tocarnos las pelotas con su pedantería y soberbia. Lo que no conseguimos nadie de su grupo antiguo de clase.
Esta es mi cara tras ser llamado Flah...Gilipollas

El adulto resultó ser su padre, que puede que hubiera tenido que atajar el asunto de otra forma, hablando con los dos en ese momento y seguro que hubiéramos arreglado nuestras diferencias.
P.D.: perdieron mis amigos una gran oportunidad de llamarme flashgilipollas, como mote.

martes, 19 de enero de 2016

Diario de un gordeque 1ª semana



-          
·         Martes. Empezó el propósito de año, fue todo muy fácil, coser y cantar. Lo tenía en mente en las horas de la comida y en las “no comidas”, como en Alicia. Tan en mente que empecé con este proyecto.
·         Miércoles. Me embarga la euforia al ver que seguía el proyecto en pie tras 24 horas que me plateé ponerme más propósitos de año. No fijé ninguno, pero se puede ver la euforia.
·         Jueves. Tras una noche difícil, por razones de lloros de bebé nocturnos hace que me despierte de otro ánimo, donde la niebla cubre mi euforia y se me olvida en muchos momentos mi objetivo, tras mucho trabajo, que hizo no levantarme del sitio, hasta que llega un correo de celebración de cumpleaños de esta guisa.
Buenos días de jueves equipo,
Que estábamos pensando Guille y yo el que como nuestros cumpleaños han sido hace muy poquito, podéis pasaros por mi sitio a tomaros algún bollito.
No os despistéis, ¡¡que vuelan!!






Ante esa imagen hay testigos que juran haber oído aullar a un lobo, otros no lo oyeron, pero lo vieron pasar. Cuando llegué a la zona de bollos,la gente estaba comiendo
¡Qué se acaban los bollos!

A pesar del espectáculo me abalancé sobre los bollos. Tras tres bollos, me acordé de este proyecto y huí corriendo hasta que perdí el conocimiento. Me desperté con la cara llena de azúcar un sabor agradable en la boca y la ropa desgarrada. Al llegar a casa un gran “croissant” me esperaba y di buena cuenta de él. Ha sido un día gris.
·        Viernes. Me despierto reconduciendo mis intenciones, a pesar de seguir siendo una noche difícil, pero contengo mis ansias de comer. La tarde es buena y deportiva, cumpliendo parte de mi objetivo.
Algo así, pero en un gimnasio

·         Sábado. No es muy activo, pero con invitados en casa tanto para comer como para cenar así que la comida no cumple el objetivo. Pero no estaba todo perdido se practica algo de deporte. Lo que hace que cumpla algo el plan.
·         Domingo. Paseo y comida opípara. 
Que nadie me quite mi comida

Se me olvidó en la comida mi objetivo. ¿Puede que tenga un problema de memoria más que de sobrepeso?
·         Lunes. Se cumple el objetivo comiendo de forma justa y haciendo deporte.

Resumen de semana, claramente ha habido días malos y días buenos, hay que evitar esos días malos con la amnesia. Ahora redoble de tambores, la toma de peso el martes 19/1, 95.5 Kg. Vamos que ni he perdido ni he cogido. Seguiremos trabajando. Y si has leído hasta aquí, nadie dijo que las entradas iban a ser divertidas... También puedo convertirme en zombie, ¿alguien ha visto un zombie gordo?
Resumen de la semana
  • No comer bollos, No conseguido, comí mogollón.
  • Hacer ejercicio, Conseguido, tres días.
  • Comer con medida, No conseguido. Dos días fallidos.
  • Peso perdido. Casi nulo.
  • Entrada escrita. Conseguida, aunque aburrida.

martes, 12 de enero de 2016

a perder peso

Hoy me he levantado y sigo con dolor de espalda, ya llevo año y medio despertándome con dolores. Me han diagnosticado lumbalgia aguda por una hernia discal, de esas típicas, que parece que ahora la tiene todo el mundo. Esas hernias que están entre la L5 y la X1 que algunos martiriza más o menos. A mí me afecta con la lumbalgia, que parece que se puede quitar. para ello llevo trabajando durante ya nueve meses (¡un embarazo!), desde que lo diagnosticaron.
¿Realmente estoy trabajando en serio en ello? Bueno hago lo cómodo, estirar poco y hacer ejercicio cuando me venga cómodo, que son pocas veces.
Pero hay algo que me vendría bien y que no he afrontado con ganas, que es... ¡¡¡PERDER PESO!!!
Gran ídolo de los gordacos

Sí llevo años pensando perder peso y perdiéndolo de forma tímida, bueno cuando me lo plantee pesaba 110, ahora son 95, pero no lo he tomado con seriedad. Por eso, aprovechando el blog, algo que escribir y que ya me he planteado la necesidad imperiosa de perder peso, voy a convertir este blog en el tipo blog de, perder peso, así ganaré lectores, lectores gordacos, pero lectores, tan buenos como los esmirriados.

Bueno, hoy me he pesado y he pesado 95,7, por la mañana, con las legañas en los ojos, que deben de pesar mucho, el pijama sudado, que pesa mucho y el mal aliento matutino que seguro que pesa un par de kilos.

¿Qué voy a hacer para perder peso?
Mi idea es:
  • No comer bollos, aunque hoy he desayunado dos "croasanes" rellenos de choco. Creo que serán los últimos.
  • Hacer ejercicio, esto lo digo porque llevo dos días haciendo algo de ejercicio. Empezaré a obligarme a tres días a la semana
  • Comer con medida, ¿qué medida? Pues esa de no acabar con ganas de vomitar.
La semana que viene haré otra entrada. donde pondré el peso y que es lo que he cumplido. ¿Cuanto tiempo durará esto? Hasta bajar de 90 y mantener el peso durante un mes.

Pues eah, a por los 90!!!