martes, 26 de enero de 2016

Diario de un gordeque 2ª semana



·         Martes.  Empieza la segunda semana y con ganas. Tras analizar la semana anterior,  está claro que se puede mejorar. Así que nos ponemos a ello y el día cumple con los objetivos.
·         Miércoles. Estoy como un en estado de meditación continua, aguantando las tentaciones para seguir en buen camino mi propósito, incluso comiendo un buen cocido madrileño, me he dejado un poco de chorizo en el plato, creo que es buena señal, conociéndome.
·         Jueves. ¿Qué le pasa a los jueves? Por la mañana, un compañero se va del curro y nos invita a unos donuts.
Esto es un castigo

Esta vez comí un donuts y me parapeté detrás de una columna para no tener visión de los deliciosos donuts. Orgulloso de mi contención, sí comí uno y podrán decir que fui débil, pero no, no lo fui, fui muy fuerte, en mi memoria tengo.
Así era yo comiendo Donuts antes

Pero aquí no acabó el día. Fui a ver el despertar de la fuerza, lo que me ponía en contacto directo con la tentación, máximo cuando mi amigo se presentó con un cubo de palomitas y un saco de gominolas de regaliz.
Pues veo que alguien me grabó comiendo palomitas. El regaliz se había acabado

A pesar de esto, le dije que no quería. Pero esta fuerza de voluntad se desvaneció mientras veía la película, que me convirtió en un voraz come gominolas palomitero. Así que eché a perder mis esfuerzos matutinos.


·         Viernes, me despierto con remordimientos de conciencia. Pensando “Suerte que hoy tendré algo de tiempo programado para hacer ejercicio”. A pesar de comer fuera con unos amigos, contengo mis ansias alimentarias y se realiza el deporte programado.

·         Sábado. Los fines de semana son siempre difíciles, pero se cumple los objetivos, de forma parcial, ya que puede ser un buen día para realizar ejercicio, pero la pereza vence la batalla y diversas labores hogareñas y siestas a destiempo echa a perder esta oportunidad.
·         Domingo. Se hace una buena sesión de ejercicio pero el hecho de tener invitados en casa que traen bollos, que me comí dos, podían haber sido muchos más, que diablos, hace dos semanas hubieran sido muchos más. A pesar de esto está claro que no se siguió el precepto de no comer bollos.

·         Lunes. Se cumple el objetivo comiendo de forma justa y haciendo deporte, incluso me encontré muy bien haciendo ejercicio superando la media hora de ejercicio aeróbico.
Así estaba haciendo ejercicio


Resumen de semana, Mejor que la semana pasada. La toma de peso el martes 26/1, 94.3 Kg. Parece que vamos en buen camino, aunque parece que hemos bajado un kilo, no hay que tirar cohetes, ya que aún está lejos el objetivo. Hay que ser más estrictos con el hecho de ingerir bollería.
Podemos ver la evolución en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario